miércoles, 30 de marzo de 2011

Reflexión I

Standard

2 días, 3 años o 4 meses.  Me lavo el cabello en la ducha, luego saco a pasear al Coquer, leo un rato al inentendible Borges y me acuesto en la cama a reflexionar. Sobre qué tema, aun no lo sé.  Dejo que la idea surja. Siguen pasando las horas y aun no encuentro algo interesante que hacer.


Enciendo la televisión, veo algún noticiero que intenta parecerse a un informativo, pero no lo es.  Solo parece un show de clítoris esperando ser la vagina de algo menos importante que sus propios bellos púbicos. Llámese noticias, o basura amarillista, que relata alguno que otro hecho mundano sobre la vida, y lo demás, las obras y pezuñas de nuestros queridos políticos.  Si, esos amados seres inanimados que aparecen por temporada vendiendo sonrisas (no debe confundirlo con Barney, ese es otro personaje, también conocido como el moretón drogado con Heroína vencida), como si fuera algo lindo. Lindos son mis huevos.

Afortunadamente, algo me devuelve de ese estado sublime del ser y me deposita en la llamada realidad. Que bellas palabras dirán por allí, hermosas como los hogares en Tokio después del terremoto. Y sacando de lado esos sentimientos misantrópicos por mis pares, a los cuales no culpo, ya que entiendo a los homosexuales (siempre y cuando tengan las manos atadas en sus espaldas) es que de un vivir de mierda, puedo sacar algo humorístico.

Uno anhela de chico llegar a ser una personalidad importante, con abastecimiento ilimitado de fanáticos, paparazis golpeando la puerta, un par de conejitas de playboy sirviéndote champaña, 3 ferraris en el garage  y alguna que otra humildad más, en la absurda creencia de que esta dulce mezcla será la autorrealización del pibe, pero no. Otra vez destrone esa fantasía, que después de todo lo contado, se tornó en pesadilla Elm Street.  La verdad, no narrada en los libros de historia, resume el contenido en pocas palabras: ‘’es más fácil encontrar trabajo de actor porno en África siendo chino 5cm, que terminar la carrera en la facultad de medicina’’

A menos, y esta fórmula casi perfecta tiene sus excepciones como diría la RAE (según el mataburros,  es la sigla con la que se define a Real Academia Española, una serie de personas con Índice de deficiencia neuronal hereditaria, producida por la mezcla de viagra con jugo Tang, que ´´moderan´´ nuestra lengua nativa) es que papi sea gerente de algún pozo petrolífero en el sur, político, prestamista, kirshnerista ( podría ser incluido en político, pero este cobra además subsidios nacionales, quizás por invalides motora, o adicto al choripán y la Cocacola)  y que posea suficiente dinero para pagarte el título, perdón quise decir pagarte la carrera, y puedas ser un parasito más en nuestra querida sociedad.

Bueno, mañana seguiré escribiendo, siempre y cuando no tenga un ataque de ira irracional y salga, en el énfasis del japonés furioso, con un arma y dispare al chocolatero en la nuca.

PD: si no puedo, te tengo a vos Jorgito (Rial) que con tus movimientos Schwarzenegger le ganas en el mano a mano.

1 comentario:

  1. alguna que otra humildad más. las carcajadotas que suenan, hacía tiempo que no sonaban en esta habitación. La habitación del pánico, No. La habitación desoladora... abriendo la Sagrada Escritura, me encontré con revelaciones, profesías, y demás. Algo del desolador decía y algo de unas 72 semanas de cosas feas.

    Otro nombre apropiado para esto podría ser "Manual para no volverse loco en pleno siglo 21 o sobrevivir a la Era de Acuario" que se yo.

    Si, esos sueños de niños. Vuelven cuando uno se supone que es hombre, y no. no es divertido. Who f*ckin cares? diría alguna imagen en el conocido portal azul, sacada de improvisto.

    Un ataque irracional, si.
    Ay.

    ResponderEliminar