jueves, 31 de marzo de 2011

Reflexion II

Standard




Hoy fue un día interesante, casi tan emotivo como escuchar a Rebbeca Black mientras haces un trio con rusas adictas al vodka en una mesa de pool.  Aunque podría abrir un paréntesis y relatar alguna que otra boludez, cayendo en la desgracia de que el espejo se tome vacaciones, y en vez de ver mi propio reflejo, observe un cartel que diga ‘’boludo del mes’’.

Pero volviendo al eje del tema en cuestión, hoy me encontré con algo raro…

Debería explicar que significa para mi raro, también haber usado paréntesis de nuevo, aunque sinceramente esto de agregar puntos suspensivos le da más misterio.

Raro, es como ver a un abuelo sacando a pasear sus pelotas, suponiendo que este posea alzhéimer y una vieja de mierda atrás gritándole ‘’José te olvidaste los pantalones’’.

Cierro paréntesis (cuando alguien conozca algún sinónimo a esta palabra, no dude en avisarme)

… y feo también…

Bueno, esta vez me tome una pausa para poder ir al baño. Ya saben, meditar, rezarle a Jesús por el milagro de la cagada con aroma a frutos del Bosque, leer el diario, cantar los cuatro goles de Messi, buscarle manchas a los azulejos, y cosas así.

La vida es una mierda tras otra, como diría nuestro cariñoso amigo inodoro.

Y luego de esta hermosa frase, que puso en marcha a mis neuronas, pensé en el porqué de que la gente odie que digamos caca, repito CACA (no Kaká, ese es un brazuca con pinta de homosexual y juega por el amor a la pelota, no las que patea, sino las que vienen de a dos y están recubiertas con piel), entonces decidí investigar.

Mucho Google, ¿y después?

Crease o no, Dios no caga. O en el mejor de los casos, ‘’Dios nos caga’’. Este pobre tipo, tiene en su haber, una gran cuenta corriente. Eso nos explica, el porqué de que su amigo Mahoma tenga prostitutas en el cielo. Para los no entendidos en la materia, adquirís en el quiosco de la esquina un poco de C4, le sacas el cinto a tu padre (madre o tutor, dirían las planillas), te dirigís a la Plaza San Martin, saludas a la gente (no hay que ser maleducado) y boom (¡Feliz año nuevo!). Con esta grata acción, automáticamente te ganas el cielo.

Algunos preguntaran ¿Es así de fácil?

Exacto compañero (a estas palabras, le anexas la marcha peronista y te llevas un Vale x2 en el Club del cielo, ¡No te lo pierdas!), mientras más víctimas juntes en el atentado, más cerca del creador vas a estar.  

En cuestiones matemáticas, la ecuación sería la siguiente:
1000 personas = 1 Lamborghini Diablo + 2 prostitutas

Imagínense por un segundo, como la estarán pasando los amigos de Bin Laden y los Kamikaze japoneses.

¡Un aplauso para Alá por favor!


Hasta aquí llego la reflexión de hoy, los insultos por privado.

Que tengan buenas noches, no sin antes poner una trampa para ratas bajo la almohada, ya que me he enterado por fuentes (¿Confiables?), de que el Ratón Pérez ya no deja monedas, el estafador ahora te paga con Yen (moneda japonesa).

1 comentario:

  1. Ojalá fuese tan interesante eso como tener algo de porno y conexion inalámbrica a internet, pero (carita triste)... no.
    Dios, a veces pienso que en el principio, y después del diluvio no supo ni que connn....chas hacer con la malograda raza humana, y no tuvo más remedio, que inventar a Jesús para hacer el trabajo sucio. Y lo mandó, y no solo eso, se reprodujo Dios asímismo en Él, y bueno, ya saben el resto... el resto es historia.

    Y mientras se daban las circunstancias para que este escrito pudiera ver la luz, primero pasase por la cabeza y mente del escritor y de ahi al teclado, un servidor (que ni sirve pero bue...) se debatía la existencia polémica vida y... ¡muerte! si dejar o no la escuela. Bad desicion. Pues si, la dejó.

    Eso de las bombas, ay
    ni hablar
    tan solo hablar del ratón que un día encerré en un barril, para luego reventarlo con bombas, y cuetes de temporada navideña. Los demás terminaron por aniquilarlo. Que triste ser ratón.

    Miedo? falta de respeto por la vida. si (suspiro, triste)
    Karma? ¡tambien! ahora el daño volvió, dejando parcialmente sordo de un oido a quien escribe estas palabras.

    ¿Qué diria alguna otra especie?
    que triste ser humano.
    Na.

    Bin laden, ashe tu Aláaaa i no uo o o o dice un canto sagrado, mientras pensamientos de soldados encapuchados con ropas desgarradas, trapos y telas, levantando kalashnikovs al cielo, y que sigue, siguen unos buenos beats de música sintética para ponerse loco en el antro, en la casa, o donde te caiga la canción. Esos trances psico-sonoros producidos por tanta música acumulada, creo que Bethoben o Mozart o no sé, el tipo que quedó sordo y dijo "es que Dios me habla en forma de músico" y nadamás le falta agregar "yo solo toco" todo ello producto de una manía compulsiva obsesiva...

    ay ay ay
    que seríamos sin Mozart
    o Bethoveen
    y sus sinfonías
    tuvieron que pasar por cosas feas, que nadie quiere vivir
    y producir bellezas, un legado a la humanidad que nunca morirá.

    La canción de la que hablaba es Metalhammer, de And One.
    Cantos, kalashnikovs. Arrodíllate ante Alá.
    ay ay ay

    ResponderEliminar