viernes, 1 de abril de 2011

Reflexion III

Standard


Hay días, en los que uno se levanta de buen humor, ve al cielo destellar brillo y a las nubes les encuentra algún sentido filosófico. Ese color de rojo (suena demasiado gay calificar lo lindo con el color de rosa), no siempre se mantiene. En pocas ocasiones, uno deja de ver la mierda bonita, olfatear residuos cloacales como si fueran fragancias Davidoff Hot Water (en el caso masculino) o Euphoria de Calvin Klein (en las mujeres), para apreciar las situaciones y los problemas como verdaderamente ocurren.

Muchas veces, comienza cuando subestimamos o sobrevalorizamos a alguien, haciendo que lo simple se vuelva complicado. Esperando, que ese bueno o buena para nada nos sorprenda, con un oso de peluche gigante, un viaje a la Habana con crucero 6 estrellas incluido, que la suegra ingrese a la orden de los monjes cartujos y practique el silencio (para los que no saben, son una serie de ponjas locos que juegan al mudito todo el día), y nimiedades mas de ese estilo.

La solución es esta, si algo es complicado, dejá que siga siendo así. No hay que darle más vueltas.




También entrarían en juego las obsesiones, la ansiedad, las dependencias y posibles depresiones. Terminando en un psicólogo, al cual le confesas tu pecados (aunque éste no te perdonará rezando 23 avemarías y 18 padre nuestro), y que nunca, va a dejar de verte como un idiota que desea llamar la atención.

La otra alternativa, seria anhelar tu propia muerte:

-          Cruzando la calle con semáforos en verde:

·         Opciones: haciéndote el ciego o el turista campesino (que nunca conoció un poste con luces en su vida).

·         Consejos: Si esta es tu alternativa, tratá de que te atropellen, por ende recomiendo esperar 5 segundos  luego del cambio de colores y buscar avenidas (doble mano en lo posible)

·         Ventajas: No necesita demasiado planeamiento, y es relativamente barato (un solo cospel en el caso de vivir lejos de la urbe, si compraste 2 contando el paraíso,  lamento informarte que San Pedro no está afiliado a la UTA).

·         Desventajas: Si fallás, vas a ser catalogado como un parasito estorbando el tránsito, en pocas palabras un boludo.

-          Ahorcándote:

·         Opciones: corbata, cordones de las zapatillas, cintos.

·         Consejos: Testea el material (los cueros y telas gruesas poseen alta resistencia), un lugar digno (de acuerdo a como quieras ser recordado, en la cocina como el chef que nunca fuiste, en el baño como manuelita dependiente, en el living como el estudioso que se llevaba 20 materias por año,  etc), altura (recomiendo más de 2 metros, sino lo único que vas a ganar es tocar el techo) soporte estable (las maderas son buenos acompañantes, y suelen hacer juego con la ropa), balanza (si pesas más de 70kg y usas cordones vas a morir, valga la redundancia, en el intento, volviéndote también un boludo con plus de tarado), y usar ropa cómoda (si el saco pica, no te vas a poder rascar)

·         Ventajas: en el caso de buscar algo dramático (gay), podés utilizar vestimenta y decorado acorde, incluyendo la música (como la gente, no es el baile de la Mona, ni los pibes chorros)

·         Desventajas: anudaste mal la soga (recomiendo jardín, ahí te enseñan a atarte los cordones), empleaste material  viejo (gil, lo deshilachado se corta rápido)



-          Saltando al vacío:

·         Opciones: rio (profundo en lo posible), puente (Solo para adictos a los films de acción: si calculás el momento preciso en el que los vehículos están en movimiento, te vas a sentir como un doble de angelina Jolie) edificio (recomendados en días de mucho calor, con el aire fresco evitas los malos olores post morten y de paso podes justificar en la lápida que volabas con clase)

·         Consejos: A mayor altura, más complejo se vuelve armarte.

·         Ventajas: Ideal para matemáticos y pintores contemporáneos, en el primer caso se requiere tener aprobada, al menos, primer año de matemática (ayudita: peso, altura y velocidad), y para los segundos, tendrán la oportunidad de pintar un último cuadro (no recomendado para surrealistas)

·         Desventajas: es un poco sucio en ciertas ocasiones, personas adictas a la limpieza abstenerse.


-          Continuara… 

1 comentario:

  1. y yo que iba a poner la de Wehmut, ableben... aunque ultimamente ha sonado en la masa cerebral, Sterbend - The Endtime Sermon, sin saber que carajos digan esos tipos gritones y chillones, solo que la emoción encerrada en los riffs de esas guitarras son buenos... buenos para sentirse emocionalmente, con ganas de suicidarse. O por lo menos pensar en árboles secos, alguna portada para un disco de black metal depresivo, que luzca bien, pero eso sí, con miedo de acabar enfermo y diabético como alguno de los cantantes (RIP) (estará en paz?) de esas bandas. Pensar en la muerte. La muerte llega, de una o de otra forma, mirar filosóficamente las nubes... si... ¿quién no hace eso?

    Pensar en la muerte, invocarla, a sabiendas que el poder de tus palabras traen y atraen cosas... cosas que no...
    Silbar, con toda la pasión a la música, temas de la doncella de hierro en el autobus, sabiendo que al cantarlos esos temas producen efectos nocivos en la realidad, (como experiencias cercanas a la muerte, accidentes, ataques de ira) y todavía, ¡TODAVÍA! me pongo a jugar, en plena carretera curvilinea a mas de 70 km/hr estar haciendo invocaciones, mentales, mientras suben los pasajeros de los pueblitos, y alguno de ellos llevan su santito cargando para mercadear, tal vez...

    emociones extremas

    imprudencia espiritista

    no lo sé

    ResponderEliminar